Tarta de fresa, un motivo para amar la primavera.

Odio la primavera.

Bueno no, odio el polen, el resto de la primavera me gusta. Las flores, el sol, las temperaturas moderadas están muy bien, aunque yo soy más otoñal. Pero claro, si te pasas el día moqueando, con dolor de cabeza (en el lóbulo frontal, para ser más precisos) y con picor en los ojos, las flores y la primavera te dan, como mínimo, igual.

Aunque hay una cosa que adoro de la primavera: LAS FRESAS. Así que desde ahora y hasta julio, más o menos, hay una caja de fresas en mi nevera. Y eso te da posibilidades, batidos, tartas, copas de fresa con azúcar, leche condensada, champán cava… ensaladas de espinacas y fresa… mmm…

Por el momento, además de algunos batidos, ha caído una tarta de fresas y crema. Una delicia.

Además de estar de muerte, es increíblemente fácil. Y con Thermomix aún más.

La receta que traigo es una modificación de ésta.

Si no tienes TMX, no pasa nada, se puede hacer a mano. Y si quieres simplificarla aún más, basta con sustituir la base por hojaldre/masa quebrada/pasta filo.

Precalentamos el horno a 200ºC y nos ponemos con el lío.

La crema

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 90 gr. de azúcar
  • 40 gr. de maicena
  • 400 gr, de leche
  • 1/2 cucharadita de vainilla

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la TMX y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 4.

Reservamos, dejando que temple, tapada con papel film para evitar que cree costra.

¿ Fácil no? Siempre podemos hacer la crema pastelera de siempre, o comprar un brick, o hacer natillas. De hecho, a mí esta crema me recuerda más a los bricks de natillas ligeras que nos daban las monjas que a la crema pastelera en sí.

La base

Ingredientes:

  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 80 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal

En el vaso de la TMX ponemos los huevos y el azúcar, 20 segundos, velocidad 4.

Incorporamos la mantequilla, otros 15 segundos, velocidad 4.

Agregamos la harina y la pizca de sal, 10 segundos, velocidad 4.

Engrasamos un poquito el molde y damos forma a la base con las manos. Procuramos que sea homogénea y que tape bien las paredes. Para este tipo de tartas uso moldes de cerámica, aunque imagino que en uno desmontable también se haga bien. Si no queremos engrasar podemos poner papel vegetal, que además ayudará a la hora de sacar porciones, pero eso no lo he probado aún.

Bajamos el horno a 180ºC y metemos unos minutos la base, para que coja un poco de consistencia ¡pero cuidado de no tostar los bordes!

Mientras, preparamos las fresas a gusto del consumidor. Aunque esta misma receta admite cualquier fruta. Lavar, cortar en láminas gorditas y reservar.

Ahora tenemos ante nosotros la base, la crema y las fresas. Como bonus track podemos tener un bote de azúcar glas, o azúcar normal.

Vertemos la crema, colocamos las fresas de forma monosa y espolvoreamos el azúcar (glas en mi caso)

Ahora sólo queda meterla en el horno unos 25/30 minutos (a gusto del propio horno, que ya sabemos que son un poco así)

Cuando la saquemos tendremos una preciosidad como esta.

Tarta de fresa, para sobrellevar la primavera.

Fotografiar la tarta mientras esperamos a que enfríe es una opción excelente.

El azúcar se une al jugo de las fresas y queda como un ligerísimo almíbar. Si a eso le añadimos la crema, ya sea tibia o fría, y la base, queda un manjar digno de los dioses.

Sé que nada más salir del horno vais a querer hincarla el diente, pero no, espera un poco, que quema. Sé que es duro, pero con la boca abrasada no vas a disfrutar nada.

Nos vemos.

Bxx.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

12 pensamientos en “Tarta de fresa, un motivo para amar la primavera.

  1. Ale. 2 mayo, 2013 en 14:59 Reply

    Te detesto ligeramente, como pones esa belleza cuando estoy a “dieta”, mala K!

    • hkelen 2 mayo, 2013 en 15:02 Reply

      JAJAJAJAJAJA Yo también te quiero xD Pero un trocito no hace mal a nadie… (El problema es cuando te comes la tarta entera)
      Alegrate de que no haya sido capaz de hacer una foto decente a una porción (bueno, el problema no es de la foto, esq las porciones se desmoronan y no son fotogénicas)

  2. madrexilio 2 mayo, 2013 en 18:43 Reply

    Yo también soy más del otoño, pero me pueden mucho las fresas. También trato de estar dieta, pero con recetas como la tuya lo veo difícil. jajaja.

    Saludos desde Budapest y gracias por pasar a visitarme. Nos seguimos leyendo

    • hkelen 2 mayo, 2013 en 19:17 Reply

      Ese es mi martirio, me encanta la repostería (sobretodo hacerla) pero estoy a dieta permanente xD ¡Pero oye! ¡¡Es una manera fantástica de comer fruta!!

      No leemos 😉

      • madrexilio 2 mayo, 2013 en 19:41 Reply

        Una manera fant’astica de comer fruta jajajaja quien nos lea se muere de risa jajaja

  3. shiva02 2 mayo, 2013 en 18:55 Reply

    ¡Esta tarta tiene una pinta deliciosa ! 😀

    • hkelen 2 mayo, 2013 en 19:14 Reply

      Pues sabe mejor de lo que pinta n__n

  4. standinginthedoorway 6 mayo, 2013 en 14:58 Reply

    Qué buena pinta!!! Odio no tener horno…

    • hkelen 6 mayo, 2013 en 15:34 Reply

      Se lo que es eso… la vida sin horno no es vida. (Malviví con un microondas con función de horno que tardaba casi una hora para un simple bizcocho)

      • standinginthedoorway 6 mayo, 2013 en 15:36 Reply

        Es horrible, tengo un horno microondas pero no es lo mismo, y el par de veces que lo he usado saltan los plomos de minipiso. :((((

  5. […] ese encuentro nació esta tarta, que es la versión para vagos de la tarta de fresa que hice en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: